Publicidade

¿Cómo mejorar mi ansiedad?

Nuestra ansiedad diaria, ¿amiga o enemiga? ¿Cómo mejorar mi ansiedad?

Solo quienes padecen esta enfermedad saben lo difícil que es vivir con ella. A veces se vuelve casi imposible.

Hoy en el mundo hay más gente sufriendo por esto de lo que te puedes imaginar. Es algo que está afectando a millones de personas en todo el mundo.

Y la ansiedad es incluso normal hasta cierto punto, se convierte en un problema cuando no podemos controlarla.

Publicidade
 

Y entonces sí puede convertirse en una enfermedad o trastorno mental dependiendo del nivel en el que se encuentre.

Todo dependerá de cómo pueda perjudicar su comportamiento en su día a día.

Lo mejor siempre es buscar ayuda especializada con un psicólogo o psiquiatra primero.

Además, hoy te mostraré algunos consejos que pueden ayudar a suavizar un poco. Y poder responder: ¿Cómo mejorar mi ansiedad?

1 Una de las cosas que más afecta a quien sufre ansiedad son los pensamientos. A veces parece que nos invaden la cabeza y tenemos que luchar para que no se apoderen de todo.

Para tratar de mejorar esto, habla contigo mismo. Deténganse un rato en medio de todo el caos interno, y analicen por qué todo eso está pasando, por qué surgieron todos estos pensamientos.

2 Controlar la propia respiración en momentos de crisis es un gran consejo, diría que imprescindible. Por eso, cuando sientas que tu respiración está fuera de control y que el corazón literalmente se te va a salir por la boca, inhala y respira profundamente.

 Esto ayuda mucho a calmarse y tratar de poner las cosas en su lugar. Siempre que lo necesites, no lo olvides.

Publicidade
 

3 Para las personas que padecen esta enfermedad, una de las peores cosas que existen es no tener control sobre las cosas que pueden pasar en el día a día. Así que una buena opción es organizar tu rutina.

 Esto puede aportar tranquilidad y confianza para afrontar mejor el día. Este consejo también se puede utilizar cuando se tiene que enfrentar un problema o tomar una decisión importante.

 Ponga las cosas en papel y analice todos los puntos. Esta es una gran herramienta en momentos importantes.

4 La negatividad siempre está presente en la vida de una persona ansiosa. Todo parece salir siempre mal.

 Por cualquier cosa, pueden aparecer varios pensamientos negativos. Y a veces son solo suposiciones, cosas que inventamos en nuestra cabeza.

La persona ansiosa siempre sufre por adelantado de todo. Este es el peor de los males.

5 Perfeccionismo, esto es muy común en las personas ansiosas, ya que siempre quieren que todo esté bien para que los demás no critiquen. Como resultado, terminan cobrándose demasiado.

Lo importante ahora es no exigir demasiado. Y cuando es necesario llegar sólo hasta donde nuestras capacidades nos lo permitan.

6 Cuida tu alimentación. Algunas personas encuentran refugio en algunos alimentos en tiempos difíciles.

 Puede crear una sensación de alivio momentáneo, pero eso no es permanente. Un ejemplo de esto son los dulces.

 En momentos de crisis pueden aliviar la tensión y ahí es donde está el peligro. Ya que se pueden ingerir en exceso provocando otro tipo de enfermedades.

 

Por increíble que parezca, comer algunos alimentos específicos puede ayudar mucho, como la nuez de Brasil, los huevos, el chocolate amargo, entre otros.

 ¿Qué tal si los incluyes en tu menú diario?

6 Otro consejo muy importante es realizar algún tipo de actividad física, ya sea al aire libre o incluso en un gimnasio.

Los beneficios son enormes. Una simple caminata todos los días puede ayudar a liberar la tensión acumulada, relajando los músculos y mejorando el ritmo cardíaco.

7 La meditación también es excelente siempre que sea posible para ayudar a controlar la ansiedad. Una buena alternativa.

Estos son solo algunos consejos que, por simples que parezcan, marcan la diferencia. ¿Qué tal si empezamos hoy? Pequeños cambios pueden ser de gran ayuda.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *